TAREAS PARA NIÑOS CON MÁS SEGURIDAD Y AUTONOMÍA

niños limpiando

En Interdomicilio León, empresa de ayuda a domicilio, abordamos hoy como la colaboración de nuestros hijos en el orden y ciertas tareas del hogar puede ayudarles mucho más que darles todo hecho.

Necesitamos motivar a los niños a hacer tareas por sí mismos, a solucionar sus problemas ellos mismos y a tomar decisiones. Desde atarse un zapato hasta comer la sopa sólo, aunque tarde o lo haga regular. Con el debido esfuerzo y la suficiente motivación puede convertirse en un adulto capaz y resolutivo.

Se debe poner límites y saber decir “No”, premiar el esfuerzo para que ellos aprendan a valorarlo y controlar la frustración, motivarlos, hacerles responsables con obligaciones en su hogar acordes a su edad, para que, ante una falta de normas, no se conviertan en niños manipuladores sin tolerancia a la frustración, dando órdenes a padres y familiares, acostumbrados a no ayudar en casa, a intentar controlar a los padres y familiares, a exigir atención en todo momento o permanentemente insatisfechos deseando siempre más.

Los niños y adolescentes tienen que conocer éxito y derrotas, aprender a levantarse cuando caen y a tolerar un “no” a sus demandas porque eso es fundamental para llegar a ser un adulto capacitado para afrontar la vida. Deben aprender a aceptar las consecuencias de lo que hacen, piensan o dicen de forma que vayan adquiriendo autoestima y personalidad.

Cuando aún son pequeños las tareas deben asociarse con el juego y luego poco a poco se van incluyendo algunas cosas que gustan menos, hasta llegar a hacer las cosas que deben les gusten un poco más o menos.

Es conveniente que los padres y adultos de la casa estén de acuerdo en las responsabilidades del niño ya que ellos se pueden aprovechar de las discrepancias. Debemos ser un ejemplo para ellos y no exigirles lo que nosotros no hacemos. Tener paciencia y tolerancia con las equivocaciones que pueden ayudar para saber cómo rectificar. Es importante que el niño perciba que nosotros lo creemos capaz. Fomentar la posibilidad de tomar decisiones pudiendo elegir entre dos tareas o darle a elegir que lo haga antes o después de hacer algo que le guste más. Puedes ayudarle o colaborar con él, pero impedir que abandone o hacerlo por él y evitar tener que repetirle las cosas, asumiendo las consecuencias de no escuchar lo que se le pide.

No podemos olvidar mostrar satisfacción por su colaboración y valorar el esfuerzo a pesar de que los resultados no sean del todo buenos, indicándole cómo ir mejorando.

Debemos recordar que querer que nuestros hijos sean felices no se logra evitándoles las dificultades o anticipándonos a sus deseos o dándoles cuanto piden. Todo esto se convertirá en debilidad y falta de crecimiento personal.

Señalar sus malas conductas con enfado, aunque dejando claro que seguimos queriéndoles y evitando calificarlos de “eres un…vago, inútil, desastre…”

Sobre todo, predicar con nuestro ejemplo. Los niños tenderán a imitarnos, si yo le digo a mi hijo que no se escaquee, pero luego ve como yo lo hago continuamente…aprenderá antes a hacer lo mismo.

Las mascotas pueden ser excelentes ayudas para hacer niños responsables, pero no si compramos un perro por un capricho y luego permitir que se canse de sacarlo hacer nosotros por él. Deben pensar bien si están dispuestos a ser responsables con ellos día a día y enseñarles que son seres vivos con necesidades especiales y dependen de ellos. Los animales no son juguetes, pero su cuidado puede tener parte de juego y ser divertido al tiempo que les enseña valores y buenos hábitos

Tareas que puede hacer un niño:

Niños de 1 ó 2 años tendrán que empezar a comer solos, aunque tarden y termine la mayoría de la comida fuera del plato y de su boca. No debemos sucumbir a las prisas y hacerlo por ellos. Deben ir ganando autonomía. A los 2 y 3 años deben aprender a guardar sus juguetes y lavarse los dientes con la supervisión de un adulto, vestirse y desvestirse con las debidas ayudas, pero dejándolos a ellos la mayor parte del trabajo y pueden, por ejemplo, ayudar a cepillar el perro sin hacerle daño o golpearlo. Entre los 4 y los 5 debe aprender a compartir sus cosas y jugar esperando su turno. Aprender a estar quieto en determinados lugares, dar de comer a alguna mascota o colocar su silla cuando termina de comer. A los 6 puede recoger y poner la mesa y sobre todo debe aprender que hay que respetar ciertas normas, empieza a poder rebelarse ante presiones de adultos. A los 7 ya puede recibir una asignación semanal para comprar y aprender a controlar ese dinero ya que si se lo gasta deberá esperar a la semana siguiente a por la siguiente paga. Pude contestar al teléfono de forma correcta, peinarse, lavarse o mantener su material escolar organizado y preparar la mochila con sus cosas. De 8 y 9 ya se pueden ocupar de hacer sus camas, ducharse, prepararse su desayuno…Es esta una etapa decisiva en la que va ganando autonomía. Si se le permite todo se convertirá en un niño caprichoso y si es demasiado autoritario puede hacerse más inseguro y dependiente. Es conveniente darle ciertas propinas o gratificaciones si hace bien ciertas tareas, que luego él vaya cogiendo responsabilidad sobre sus ahorros. Luego llega la etapa de los 11 y 12 en la que la influencia de sus amistades y de sus hermanos mayores es decisiva y ya es más autónomo. Empieza a criticar a los padres y profesores. Toma sus decisiones y puede hacer todo tipo de tareas como ayudar con sus hermanos menores, recoger la cocina, coger autobuses y sobre todo a valorar su comportamiento reconociendo lo que hace bien o mal.

Interdomicilio León, ayuda a domicilio en León. Disponemos de canguros, limpieza, plancha o cocina en servicios continuados o puntuales, psicólogo a domicilio, logopeda a domicilio, podólogo a domicilio. Un mundo de servicios para ponerte la vida un poco más fácil.

logo-con-azul

 

suscripcion

Visita nuestro blog con muchos otros artículos.

Inteligencias múltiples, gestión de las emociones y desarrollo de talentos

Problemas en el lenguaje que pueden limitarnos

Apoyo y motivación para encauzar la energía de niños con TDAH

Pasos para superar la timidez y la fobia escolar

Cómo limpiar proteger y quitar olores de los colchones

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*