En forma

El ejercicio físico es imprescindible para evitar la fragilidad

Caminar es la mejor opción para todo tipo de edades y para personas con determinados problemas físicos como los cardiacos para los que otras actividades pueden ser peligrosas.

La Fragilidad implica riesgo de enfermedades agudas, caídas y sus consecuencias (lesiones, fracturas), discapacidad, dependencia.

Varios estudios concluyen que factores importantes relacionados con el estilo de vida están directamente involucrados con el desarrollo de la sarcopenia (escasez de músculo) y la fragilidad.

Para su prevención y tratamiento son fundamentales la nutrición y la actividad física.

El ejercicio mejora la fuerza, incrementa la masa muscular y el rendimiento en todo tipo de actividades.

En personas mayores puede aumentar la prevención de caídas, un gran riesgo para la dependencia.

Consejos de Interdomicilio León, tu empresa de Ayuda a domicilio asistencial en León

Visita nuestro Blog o también puedes suscribirte:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

tres × 1 =