10 TIPS PARA UNA ALIMENTACIÓN ADECUADA EN LA TERCERA EDAD

alimentacion_mayores

Una correcta alimentación ayudará a mejorar la calidad de vida. En Interdomicilio León, empresa de ayuda a domicilio, abordamos hoy 10 puntos a tener en cuenta.

Una dieta mediterránea es equilibrada y especialmente recomendable por su elevado aporte de vitaminas y minerales. De todas formas, la dieta variará en función de factores como el consumo energético de la persona que dependerá de si hace o no ejercicio físico, si tiene obesidad, si existe desnutrición, o distintas enfermedades que puedan requerir de un régimen específico. En todo caso, siempre tiene que tener suficientes nutrientes, y se debe tener especial cuidado cuando alguna enfermedad requiera hacer una dieta que provoque alguna carencia importante y encontrar la forma de suplirla.

En general recomendamos seguir estas pautas:

1-La dieta debe tener proteínas.

Su carencia puede afectar al tono muscular, que con la edad se pierde, incidiendo en mayor riesgo de caídas y fracturas óseas, o afectar al sistema inmunitario. Huevos frescos, carnes magras y pescados deben figurar en la compra semanal.

2-Una dieta rica en vitaminas.

Es imprescindible ya que, las personas mayores por problemas de absorción digestiva o dieta inadecuada, suelen necesitar un mayor aporte. Es importante por regla general que las frutas y vegetales que aportan vitamina C, betacarotenos y fibra sean pues la base de la dieta.

3-Eliminar la bollería y los productos y bebidas azucaradas para evitar la obesidad

Sobre todo en personas con poca actividad, y el aumento del colesterol ya que con la edad aumenta la intolerancia a la glucosa. Además, es recomendable sustituir el azúcar blanco por azúcar integral, stevia, sirope de ágave o melazas.

4-La dieta no debe ser rica en grasas.

Es pues aconsejable bajar el consumo de carne roja y embutidos de cerdo y evitar los patés. Consumir carnes menos grasas como pavo, pollo, conejo o potro, aunque hay grasas que sí debe contener, como la de pescados azules que son proteínas de calidad excelente y ácidos grasos polinsaturados como omega-3, que ayudan en problemas cardiovasculares y articulares. También es recomendable sustituir los aceites refinados por aceite de oliva virgen extra, y cocinar los alimentos a la plancha, al horno o al vapor en lugar de freír o utilizar freidoras.

5- Se debe consumir poca sal.

Para ello se pueden utilizar algunas especias como tomillo, orégano o cúrcuma para dar más sabor. La forma de cocinar es importante, por ejemplo, cocinar al vapor en lugar de hervir que dejaría los alimentos mucho más insípidos.

6-La deshidratación puede ser un problema.

Las personas mayores suelen tener menos sensación de sed y deben tomar de forma regular zumos, agua o infusiones que ayuden a regular el tránsito intestinal, a eliminar secreciones y eviten infecciones urinarias. Tenemos que recordar que las bebidas con alcohol no hidratan.

7-Para regular el tránsito intestinal:

Se necesita una dieta rica en alimentos con fibra. Legumbres, frutas y cereales integrales. Si se observa que no es suficiente deberá de optarse por algún preparado natural como las semillas de lino enteras puestas a remojo unas horas y añadidas luego a yogures o purés.

8-El sol es fuente de vitamina D

La vitamina D y el calcio que son también muy importantes en la dieta. Se debe pues tomar el sol todos los días que sea posible, a las horas adecuadas. Primeras horas de la mañana y últimas de la tarde son las horas adecuadas para recargar nuestro cuerpo sin correr riesgos de deshidrataciones y quemaduras. Una piel bien hidratada, sombrero y gafas de sol son para ello imprescindibles.

9-Conviene prestar atención a algunos detalles.

La comida debe presentarse de forma atractiva para sentirse más motivado, ser fácil de masticar para lo que en algunos casos será mejor quitar las espinas o huesecillos diminutos previamente, y no debe servirse demasiado caliente.

10- El envejecimiento afecta a los procesos de digestión, absorción, utilización y excreción de nutrientes.

Hay que asegurar las cantidades adecuadas de minerales, especialmente de hierro, zinc y calcio. El calcio se absorbe mejor en alimentos con ácido láctico como yogures, encurtidos de verduras como la col o suero de leche. El hierro que mejor se absorbe está en proteínas animales, se absorbe mejor si se consume acompañado de alimentos con vitamina C, pero alimentos como el café o té disminuyen su absorción.

Seguir una dieta variada y equilibrada unido a la práctica de ejercicio regular ayuda a retrasar y prevenir enfermedades que nos pueden hacer dependientes. En el caso de ser los cuidadores de personas dependientes también tendremos que estar muy atentos a su dieta para evitar un mayor deterioro y la pérdida de toda autonomía por falta de movilidad.

En Interdomicilio León contamos con servicios de asistenciales de ayuda a domicilio y asesoramiento personalizado. Puedes visitar nuestra página web, consultar información o visitar nuestra oficina

También puedes leer otros artículos sobre la alimentación en personas dependientes, problemas de disfagia en niños y adultos o cómo hacer ejercicios a personas encamadas para evitar mayor deterioro muscular… en nuestro blog 

Para poder suscribirte a noticias, artículos y promociones de nuestro blog pincha aquí:

suscripcion

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*