libro-de-memoria2

Desde Interdomicilio León, servicios de ayuda a domicilio, animamos hoy a la elaboración de una “Historia de la vida” o “Libro de memoria” como instrumento o guía útil para ayudarnos a recuperar pasado y presente.

Estudios recientes sobre cómo ayudar a superar los trastornos de memoria en personas con problemas cognitivos o en enfermedades como Alzheimer en fases leves o moderadas, concluyen que uno de los métodos o técnicas es ayudarse de un libro de la memoria en la que se recopile toda la información relevante en de la vida del paciente.

A través de estos libros personalizados y adaptados a cada persona, la familia y/o cuidadores externos de ayuda a domicilio
pueden ayudar a la persona a situarse en la vida, tanto en el pasado como en el presente.

El libro de la memoria puede comenzar con una sección de “quién soy” en la que aparezca el nombre, apellidos y profesión, aunque ya no ejerza. La mejor forma de elaborar el libro es seguir unos apartados en los que se guíe a la persona por las distintas etapas de su vida haciendo referencia a los acontecimientos más relevantes en cada etapa.

-Infancia. – tratando de localizar a la persona con su lugar de nacimiento, con sus padres, sus hermanos por edades, otros familiares. Se puede por ejemplo incluir detalles como donde iba de vacaciones o algún profesor de su infancia…

-Adolescencia y juventud. – Relato de los estudios, posibles cambios de residencia, primer trabajo, compañeros, la mili o su primera novio/a, bailes y fiestas…

-Madurez. – la boda si la hubiese, el nacimiento de los hijos, algo sobre su trabajo y hechos relevantes de esa época

-Momento actual. – Quién es ahora, con quién vive, quién le cuida, hechos relevantes más cercanos que le ayuden a ser consciente del momento en el que se encuentra y del entorno que le rodea como familiares, dirección actual, cuidadores…

La persona debería formar parte de la creación de libro ya que el paciente es el mejor informador sobre sí mismo y nos puede guiar sobre lo que para él fue más importante en su vida, aunque no lo sea para los demás.

Se trata de ayudarle a situarse en el momento actual recordando quien es en su totalidad. La mejor forma de emplearlo es que algún familiar les ayude a recordar mostrando fotografías, recortes relacionados o postales, y vaya completando los detalles que se les escapen en las distintas historias. Sin presiones y con ayuda. Así se pueden ir ampliando detalles y elaborando una guía que ayude también a los cuidadores externos.

También se puede tener una caja con objetos que ayuden, una alianza, un vestido, un diploma…

Estos libros pueden ser una guía fantástica para ayudar a los cuidadores no familiares a relacionarse mejor con la persona, saber sus gustos, comprender los problemas que ha tenido y a mantener más conversación. El cuidador se valdrá de ellos para situar a la persona en el momento presente, conectando éste con su vida al completo.

También se puede completar el libro con algún hobbie que la persona tenía. Por ejemplo, si le gustaba cocinar se les puede animar para que cuenten que llevaba tal o cual receta, o relatar también alguna anécdota relacionada, por ejemplo, aquella vez que hizo una comida y el perro se la comió mientras estaba lo q sea… O si le gustaban los coches cuál fue su primer coche, si le gustaban los animales puede recordar algún nombre y algunas anécdotas sobre ellos…etc. Esto nos sirve también para intentar animar a la persona intentando hacer algo en relación con aquello que le gustó en su día. Podría ser que colaborase en la cocina preguntándole cómo es mejor hacer un plato u otro, o si ha tenido mascotas y ahora no, se puede intentar ir a sitios donde pueda estar en contacto con algún animal, ver programas de televisión relacionados, revistas o poniendo o cantando sus canciones favoritas…

Además, lo libros resultan interesantes para el resto de la familia ya que ayudan a recordar, momentos alegres y tristes, momentos importantes y anécdotas graciosas que resumen toda una vida.  En el caso de los más jóvenes sirve para descubrir quién es su abuelo/a, tío o familiar de una forma mejor y distinta.

Los niños y adolescentes familiares pueden colaborar en la elaboración del libro pegando fotos y animando a la persona a que les cuente anécdotas de su vida. Esto podría suponer una mayor relación entre ellos y un mayor entendimiento.

Conviene dejar varias páginas en blanco al final para ir rellenando poco a poco nuevos recuerdos o momentos actuales.

Interdomicilio León, auxiliares de ayuda a domicilio en León, psicólogos a domicilio, podólogo a domicilio, fisioterapeuta a domicilio o ayuda en las tareas domésticas o selección de internas o externas.

Puedes leer otros artículos en nuestro blog

suscripcion

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*