APROVECHAR TU TIEMPO, CONCILIAR VIDA Y TRABAJO.

cocinando-en-familia2

En Interdomicilio León sabemos que el tiempo es un gran valor, muchas veces ni lo pensamos, pero valorar tu tiempo es valorarte a ti mismo.

La falta de tiempo nos provoca ansiedad y decimos “No tengo tiempo para…” o “Necesitaría más horas en el día”

Ser mujer, madre, esposa, hija y trabajadora es un reto. Las mujeres nos exigimos demasiado y tenemos que priorizar, hacer un alto en el camino y pensar qué puedo delegar o hacer de otra forma y a qué puedo renunciar porque no se puede hacer todo, y además bien, sin que afecte a nuestra salud ese continuo estrés, falta de sueño y preocupación diaria.

Ser padre, hijo, esposo y trabajador también es exigente y por tanto se debe encontrar la manera de poder conciliar todas esas funciones. Compartir tareas con la pareja, los hijos y buscar alternativas es la solución.

Los niños tienen también jornadas de estudio, de actividades extra escolares y deberes agotadoras, pero deben saber la importancia de responsabilizarse de las tareas de su casa, sin acostumbrarse a que se lo den todo hecho, pues es fundamental para tener una buena convivencia en el futuro. Leer también “tareas para niños con más seguridad y autonomía”. Una cena preparada en familia en la que cada uno pone un poco de su parte. Uno se encarga de la cena, otro de poner la mesa y guardar la compra, alguien pone la lavadora…Es un buen momento para hacer un descanso en el estudio o los deberes y charlar en familia de los acontecimientos del día. Esa organización fomenta que se acostumbren al trabajo en equipo y a organizar su tiempo de forma eficaz.

Lo ideal para llegar a casa y que todos se encuentren cómodos es mantener un orden diario en el que todos colaboren. Acostumbrar a cada miembro de la familia a dejar tal y como se encontró el baño después de la ducha, a mantener organizados su cuarto, su armario, sus libros…, es parte de su educación esencial y ayudará a evitar un ambiente crispado de la persona que se encarga de todo. Otros trabajos por turnos como bajar la basura o sacar al perro, encargarse de dar de comer, peinar y asear a la mascota harán a los miembros de la casa más responsables. Diversos estudios demuestran que tener una mascota a la que expresar cariño y afecto les ayuda a madurar a mantener una disciplina y a valorarse como cuidadores responsables de la vida de esa mascota.

Otra forma de ayudar en casa y hacerse más responsable, maduro y sensible es colaborar en el cuidado de los mayores en casa. Pasear un poco con el abuelo, jugar a las cartas con él, incluso colaborar en las tareas de cuidado a dependientes de la casa, si los hubiera, mostrando su cariño con tareas como peinado, manicuras o diversos juegos de ayuda cognitiva.

El tiempo que estás en casa o fuera del trabajo es importante. Muchas veces si queremos dedicarle tiempo a los nuestros y dedicarnos ese espacio personal necesario para ir al gimnasio, amigos, cursos, lectura…, debemos pedir ayuda y dejar tareas que llevan más tiempo como la plancha, la limpieza o la comida en manos de una empleada de hogar.

En Interdomicilio disponemos de personal propio para realizar tareas de hogar, para ayuda a domicilio de personas mayores o enfermas y para limpiezas generales puntuales.

Organizarse y pensar cómo ahorrar tiempo es esencial. Por ejemplo, si hay que decidir si ayudar al niño con los deberes o poder ir al gimnasio cuando necesitamos hacer la compra, quizá podamos optar por la compra online. Turnarse con otras madres para llevar o recoger a los niños de sus actividades puede ser otra solución. Tener a mano el número de teléfono de una empresa de servicios como Interdomicilio también te puede ahorrar tiempo en la búsqueda de profesionales como un electricista, un podólogo que venga a domicilio a arreglar los pies del abuelo, una peluquera que le corte y peine o haga la manicura a la abuela, un fisioterapeuta o psicólogo que acuda a nuestro hogar y nos ahorre tiempos de espera y aparcamientos.

No se puede renunciar a ser un buen profesional porque el estrés de conciliar la vida personal con la laboral nos supere. No se puede dejar de tener pareja, hijos, amigos o mantener una relación tensa en el hogar por no poder conciliar todas las tareas que nos imponemos.

Además, es muy importante que en cada situación estemos centrados en el momento presente, en lo que se está haciendo, y sólo interrumpir el trabajo si hay algo verdaderamente urgente que reclame nuestra atención. En otros casos simplemente podemos apuntar las tareas que debemos hacer al salir y dejarlas a un lado hasta entonces. Si estás en el trabajo pensando en las cosas de los niños o la pareja, y cuando estás con ellos estás pensando en las tareas pendientes en el trabajo…, estarás ausente en ambos y no podrás ser eficiente ni el trabajo ni el tiempo con los tuyos.

Es muy importante saber planificarse y separar por importancia las tareas en el trabajo y en casa. Saber así qué no se puede dejar para más tarde o para mañana en ambos y qué sí, y saber pedir ayuda.

logo-con-azul

 

suscripcion

Puede leer también otros artículos visitando nuestro blog :

5 ideas de organizar nuestro hogar

Limpieza de armarios

La magia de los colores en nuestro hogar

Cómo superar los problemas primaverales

Cómo evitar el envejecimiento cerebral

Menopausia, cambios que debemos afrontar de forma positiva

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*