7 MANERAS DE AHORRAR ENERGÍA EN NUESTRO HOGAR

ahorrarencasa

Hoy en Interdomicilio, empresa de servicios para el hogar, queremos hablar de cómo ahorrar en la factura de la luz.

Los electrodomésticos pueden llegar a consumir casi la mitad del gasto de electricidad del hogar, por lo que su correcto funcionamiento nos puede ayudar en el ahorro.

Según un estudio sobre consumo energético en el hogar del IDEA el 56% del consumo total de la electricidad es por el uso de electrodomésticos, por lo que optimizar su uso nos ayudará a ahorrar en la factura.

Algunos consejos a seguir:

Para reducir el consumo de luz es conveniente mirar si contamos con una potencia contratada adecuada a nuestras necesidades. Si contratas una potencia demasiado alta, seguramente estés desaprovechando energía, además de disparar tu factura de la luz. Tampoco puedes tener una potencia que te impida poner el horno y la cocina a la vez. Hay que buscar un equilibrio.

1 Ahorro de energía del frigorífico.

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más gasta puesto que está conectado las 24h del día todos los días sin descanso. Consume más del 30% del total de lo que consumen el total de los electrodomésticos por lo que debemos programarlo convenientemente con una temperatura y procurar alejarlo unos centímetros de la pared para que consuma un poco menos. Otra medida importante es no introducir alimentos calientes, Se deben dejar enfriar primero . En cambio, si se descongelaran en él los alimentos que saquemos del congelador, se respetará la cadena del frío y aportarán un extra de frío.

Además, evitar abrir y cerrar las puertas continuamente o dejarlas abiertas más tiempo del debido evitará un mayor gasto. El consumo de abrir la puerta de la nevera suele ser superior al de abrir la del congelador de la misma. El aire frío al pesar más que el caliente se escapará de la nevera de forma inmediata al abrir mientras que en el congelador tenderá a quedarse en el cajón.

Otro dato curioso es que el congelador gasta menos energía cuanto más lleno está. Los alimentos congelados también aportan frío extra y se necesitará menos electricidad. Si está vacío la única fuente de frío viene de la electricidad. No conviene tampoco forzar su actividad llenándolo hasta los topes, pero se pueden usar contenedores de agua para hacer cubitos o bolsas de gel si no tenemos alimentos suficientes en él.

Tampoco es conveniente congelar muchos alimentos a la vez para que no tenga que hacer un sobre esfuerzo innecesario.

Es recomendable revisar las gomas de las puertas y cambiarlas en caso necesario.

Si estás pensando en comprar una nevera nueva puede ser interesante, aunque su coste inicial sea mayor, mirar el ahorro de un frigorífico según su gasto. Así uno de clase A+++ puede consumir menos de la mitad que una clase D

2 Ahorro de energía del televisor

El TV es otro de los electrodomésticos que se usa diariamente y que puede consumir un 12% del total según el estudio del IDEA. Los que incorporan tecnología LED pueden consumir un 25% menos y los de pantalla de plasma hasta un 40% menos. Pero con todos hay que tener en cuenta que se deben apagar del todo cuando no los usamos, y no dejarlos en Stand by consumiendo siempre. Un TV así puede llegar a gastar en energía residual lo mismo que un ordenador encendido.

3 Ahorro en la lavadora y los lavavajillas

La lavadora puede consumir un 11,8% del total de los electrodomésticos según el estudio. Los lavavajillas un 6,1%. Usar programas cortos y de menos temperatura ahorrará energía. Ponerlos suficientemente llenos sin llegar a forzar también. Usar estos electrodomésticos a horarios de menor coste por consumo de energía también puede ayudar.

4 Ahorrar energía de la plancha

La plancha es otro electrodoméstico que dependiendo de su potencia puede llegar a picos de consumo importantes. Un centro de planchado compacto puede gastar mucho menos que la plancha clásica. Sacar la ropa de la lavadora y tenderla rápidamente estirando bien cada prenda y otros trucos pueden ayudar en el ahorro de energía. Para ello puedes leer nuestros artículos: “Cómo planchar menos” o “cómo planchar sin riesgos

5 Ahorro de energía en la cocina

El consumo energético de las placas de inducción es menor que el de las vitrocerámicas, eléctricas de resistencias o halógenas por los tiempos de cocción.

Su gasto dependerá de la potencia que depende a su vez también del número de focos. Algunas medidas como apagar los fuegos cinco minutos antes y dejar cocinar con el calor residual minimizan el consumo.

6 Ahorro de energía del horno

El horno también supone un gasto si lo usamos mucho. Abrir y cerrar la puerta mucho bajará la temperatura y aumentará el consumo de energía.

7 Ahorro de energía en iluminación

En general si se utilizan bombillas de bajo consumo se puede ahorrar en la iluminación del hogar. También cada vez son más usadas las bombillas de iluminación LED. Este tipo de bombillas son el futuro, aunque suponen un desembolso mayor cuando las compras y es mejor ponerlas en los lugares en los que gastamos más luz.

Los hábitos de toda la familia se deben mirar y por ejemplo no salir de la habitación a la cocina para cenar sin apagar la luz de la primera estancia, pasillos etc. Algunos focos de cocinas no conviene encenderlos y apagarlos continuamente ya que durante el encendido gastan más.

En Interdomicilio León queremos hacer tu vida un poco más fácil.

logo-con-azul

suscripcion

Puedes leer otros artículos como:

¿Mal olor en la cocina?

Nuestro hogar es nuestro reflejo, simplifiquemos…

Cómo levantar o coger un bebé

Piernas cansadas, causas y cómo actuar

Sólo tenemos un corazón

 

 

 

 

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*