TRUCOS Y CONSEJOS:CÓMO LIMPIAR Y ABRILLANTAR MÁRMOL

limpieza-y-abrillantado-de-marmol-en-LeonInterdomicilio, empresa de limpieza y servicios domésticos en León: consejos para tratar el mármol.

Ayuda a domicilio en León, limpiezas generales o servicios continuados por horas para mantenimiento de oficinas y hogares.

El mármol es un material poroso y por ello delicado, no se deben usar productos fuertes y en caso de usarlos no dejarlos actuar mucho tiempo para que no lo dañen. Lo habitual es limpiarlo sólo con agua y jabón neutro. Te dejamos unos trucos caseros para devolverle el brillo o quitar manchas.

Es conveniente  pulir el mármol al menos una o dos veces al año. Se debe tener cuidado con él y procurar limpiar inmediatamente  líquidos y manchas que puedan caer, si no basta con agua y jabón podemos probar con un trapo humedecido con vinagre, que elimina rápidamente casi cualquier tipo de manchas. Otra mezcla que puede ser eficaz contra las manchas y que da brillo, es mezclar en un bol de agua tibia el zumo de un limón y añadirle una cucharada de alcohol de 70% o si no se tiene agua oxigenada, y frotar sobre la zona con un paño o papel de cocina humedecido en la mezcla. Si la mancha se resiste puedes repetir varias veces el frotado.

Para darle brillo de forma casera primero limpiamos, después de que el mármol esté limpio y ya sin polvo ni residuos, se puede abrillantar con una mezcla de tres cucharadas de bicarbonato y 1/4 de agua. Aplicando la mezcla con un paño suave, cubriendo toda la superficie. Déjala reposar durante unas cinco horas y luego aclarar con agua tibia.

El limón exprimido también es efectivo para abrillantar el mármol. Se prepara jugo de varios limones y se extiende por el mármol frotándolo con un paño. Dejar reposar al menos una hora y luego pasar un una bayeta húmeda, para acabar secando con un paño que no suelte pelusa.

Después de abrillantar el mármol, es necesario protegerlo con un lustrador. Puede ser en aerosol o cera líquida. Esto, además de abrillantarlo más, no permitirá que no vuelva a perder el brillo tan fácilmente pues estará mucho más protegido.

Cuando las manchas han caldo en el mármol que es un material poroso y por ello no debemos en los posible dejar líquidos y manchas mucho tiempo actuando en él, se deben limpiar cuanto antes, pero si tenemos manchas que no salen frotando, se puede hacer un lijado para quitarlas. El lijado puede hacerse con máquinas profesionales, sobre todo si las manchas son profundas, o hacerlo a mano si las manchas son superficiales con la ayuda de diferentes lijas que se venden ya en pack de cuatro y que vamos aplicando, comenzando por la lija número 1 que será la más gruesa.

Se pulveriza agua empapando toda la superficie y luego se coloca la lija numero uno en el aplicador manual, se frota enérgicamente toda la superficie hasta ver desaparecer las marcas. Luego con una goma de recoger agua para cristales se quita todo el resto de agua que queda. A continuación se aplica la lija siguiente para borrar posibles rayas que deje la primera lija, para ello aplicar también agua primero y de la misma forma frotar toda la superficie y eliminar al final el agua con la goma limpiacristales. La tercera lija es ya para dar brillos e igualmente lo empapamos de agua y la pasamos, quitamos agua y volvemos a hacerlo una vez más en este caso. Por último con la lija cuatro aplicándola de la misma forma insistimos hasta obtener el brillo deseado.

Puede interesarte también otros trucos caseros como:

“Limpieza de armarios”

“Limpieza de horno eléctrico”.

“Ganemos espacio, tiremos lo que no sirve y demos lo que nos sobra”

“Cómo limpiar, proteger y quitar olores de los colchones”

“Cómo limpiar los marcos, cristales y persianas de nuestras ventanas”

“Ayuda a domicilio: La plancha”

suscripcion

logo-con-azul

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*