IMPLANTE DE CADERA, RECUPERACIÓN Y REHABILITACIÓN (Parte II)

Servicios-a-domicilio-en-Leon

Interdomicilio León: ayuda a domicilio con masajes, rehabilitación, aseo personal, servicios domésticos y completo mantenimiento del hogar.

Antes y después de un implante de cadera se necesita una rehabilitación adecuada con fisioterapia  a domicilio que resulta muy cómoda y eficaz.

Acompañamiento en hospitales y terapeuta ocupacional a domicilio con la ayuda más adecuada.

 

Interdomicilio, empresa de ayuda a domicilio en León

 

lavacabezas

Como decíamos en el artículo anterior Consejos en artrosis de cadera (parte I), antes de recurrir a la cirugía es conveniente agotar todos los tratamientos convencionales para contener el dolor, con fármacos adecuados, fisioterapia que nos ayude a conservar la movilidad de las articulaciones afectadas sin abusar de ellas, dieta adecuada…Pero cuando el dolor es continuo, se vuelve  insoportable y se pierde capacidad total para realizar las actividades diarias, lo mejor tras consultar a su médico, será la cirugía con sustitución por una cadera artificial. En España, 16.000 personas se someten anualmente a esta intervención.

El principal beneficio de la prótesis de cadera es la desaparición del dolor en poco tiempo, el aumento de la fuerza de las piernas. Una vez que se le quite el dolor de la cadera, podrá usar más las piernas y fortalecer los músculos. Mejora la calidad de vida porque le permite realizar las tareas cotidianas y otras actividades con mayor comodidad. Facilita el movimiento durante muchos años, la mayoría de los implantes duran mucho tiempo y existen mejoras continuas.

A pesar de los beneficios toda operación tiene un proceso, y tras el implante el paciente deberá buscar ayuda para muchas de las tareas cotidianas. En León Interdomicilio, empresa de servicios a domicilio, cuenta con personal para tareas domésticas y ayuda personal:

Ayuda con la compra, la preparación de las comidas, la lavadora, el aspirador, las camas, limpiar suelos o levantar pesos importantes.

Tras recibir el alta, el paciente debe realizar ejercicios al menos tres veces por semana durante tres meses, lo que mejora la movilidad de la articulación y permite hacer vida prácticamente normal.

Es fundamental cuidar el tipo de ejercicios que se llevan a cabo, ya que, mal hechos o indicados de manera inadecuada, pueden provocar una luxación de la cadera recién operada (salida de la cabeza del fémur de su espacio articular). Por tanto es conveniente ponerse en manos de un profesional que nos guíe de forma adecuada. En Interdomicilio León contamos con fisioterapeutas colegiados que le visitarán a domicilio y le ofrecerán las terapias adecuadas y ejercicios personalizados.

Desde el inicio hay que procurar ayudar a caminar con muletas. La ayuda de los familiares en apoyo al fisioterapeuta, y  la del propio paciente hará,
que una vez en casa,  la recuperación sea siempre progresiva y se multiplique. Así el fisioterapeuta marcará unas pautas personalizadas tras su visita a domicilio, los ejercicios adecuados para que el paciente no pierda tono muscular y no abandone el patrón normal de su marcha, esto es, que no se “olvide” de cómo caminaba antes de ser operado.  Cuando la persona se inmoviliza durante mucho tiempo, se pierde masa muscular, y luego aparecen miedos a pisar mal, perder el equilibrio y lesionarse de nuevo.

El fisioterapeuta encargado de su recuperación le enseñará a caminar correctamente, ya sea con un andador, con dos muletas al principio o con sólo una más adelante.Se van aumentando progresivamente la exigencia muscular y los estiramientos para devolver a la cadera la movilidad que los años de lesión han arrebatado.

La recuperación no es igual en todos los casos, depende de lo lesionada que estuviera su articulación antes de la intervención. En algunos casos el afectado sólo podrá volver a desempeñar parcialmente sus actividades diarias.

La cadera debe trabajarse antes de la operación, rehabilitación prequirúrgica de prótesis de cadera, con movilización de ambas caderas y estiramientos musculares implicados en su movimiento, trabajando la zona lumbar y toda la columna.

Tras la operación, el fisioterapeuta a domicilio hará una  reeducación de la marcha y trabajando la musculatura estabilizadora de la cadera y la tonificando muscular para una mejora de  la estabilidad.

Se irán aumentando progresivamente las distancias caminando, retirando las muletas cuando el paciente se encuentre estable. Se comienza a caminar dando el primer paso con la pierna operada, para que sea la pierna sana la que aguante todo el peso.

Los giros deben hacerse  con todo el cuerpo a la vez, evitando girar el tronco dejando las piernas fijas en el suelo.

Para agacharse se deben flexionar las piernas en lugar de doblarse por la cadera.

Para sentarse en un sillón conviene ponerse pergado y de espaldas a él, con ayuda de la muleta o un bastón ir bajando despacio y apoyándose en el reposabrazos, con la pierna operada y el tronco hacia adelante, para luego acomodarse adecuadamente. Incorporarse con la pierna sana soportando el peso, manteniendo estirada la operada  y tomando impulso apoyándose en los reposabrazos y en una muleta o bastón cargando el peso en la pierna sana y los brazos.

No sentarnos en sillas donde las rodillas queden por encima de las caderas, colocar cojines o en inodoros soportes alzadores de ortopedias si fuese necesario.

Para dormir es mejor hacerlo tumbados mirando hacia arriba, sentarse en el colchón levantando inicialmente la pierna no intervenida y después la operada.

Tras la operación cualquier cosa difícil como levantar pesos o el trabajo de limpieza debe pedírselo a alguien o pedir ayuda profesional a una empresa de confianza como Interdomicilio con todo tipo de servicios a domicilio para el hogar y personales:

Interdomicilio cuenta con personal profesional adecuado para cualquier ayuda en el domicilio, ayuda en el aseo, corte de uñas de pies, lavado de cabeza, ayuda en el vestido, y ayuda en cualquier tarea doméstica, limpieza, plancha o cocina a domicilio.

Reformas del hogar con asideros en baños, cambios de bañeras por duchas, barandillas en escaleras, asideros reposabrazos en inodoros etc.

logo-con-azul

suscripcion

Puedes leer también:

Consejos artrosis de cadera ( Pate I) 

Síndrome del cuidador y cómo debe cuidarse el que cuida

Los pies de nuestros mayores y sus cuidados

Ejercicios activos/pasivos para pesonas inmovilizadas (Parte I)

Ejercicios activos/pasivos para pesonas inmovilizadas (Parte II)

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*